Todo lo que ves es propiedad de su autor. Si te reconocieras en alguna foto y prefieres no salir en el blog, envía un correo a: fotosderipley@gmail.com y eliminaré dicha entrada.

jueves, 30 de octubre de 2008

Cañadas reales


MODUS OPERANDI
Equipo básico: Tengo una Pentax Optio 50L que hace fotos como ésta.
Trípode: A pulso como un campeón
Descripción detallada del proceso: Resulta que éste pasado domingo rebaños de ovejas transhumantes, toros mansos, ganaderos, pastores, caballistas y un montón de gentes ataviadas con sus trajes típicos, cruzaron Madrid desde la Catedral de la Almudena hasta la Puerta de Alcalá, el motivo era celebrar los 13 años de la ley que protege las cañadas reales. Madrid y concretamente ésta zona eran parte del camino que los pastores con sus ovejas tomaban en su ruta de sur a norte de España y viceversa en busca de mejores pastos. A la altura del Ayuntamiento se hace un alto en el camino, se saluda a la corporación municipal y se pagan 50 maravedíes tal y como viene sucediendo desde 1418. La ruta sigue por la Puerta del Sol y una vez en la Puerta de Alcalá se comprueba que el ancho de los mojones que marcan la via pecuaria es el que tiene que ser para permitir el paso del ganado. El camino de regreso varía ligeramente para terminar en la Casa de Campo junto al lago, donde tiene lugar la tradicional comida de la hermandad. La verdad es que fué una mañana preciosa, con un gentío enorme apostado a ambos lados de las calles, un montón de familias con niños con los ojos abiertos como platos por lo sorprendente que era todo aquello para ellos, también para nosotros los más mayores, otro montón de turistas con cara de no saber muy bien que estaba pasando y todo ésto en un ambiente muy divertido y sano, un poco como de vuelta a las raices, realmente disfrutamos mucho con el espectáculo.

24 comentarios:

  1. Supongo que tiene que ser espectacular ver cómo se llenan esas grandes vías de Madrid de ganado, sin duda un evento para retratar.

    Ya en la de las torres te lo comenté, creo que en esta toma y mejor que cortarle al pobre pastor las piernas (que las necesita para su trabajo ;-) ) pienso que un vertical habría sido apropiado. El mismo encuadre pero con la cámara en vertical, el pastor con su atuendo sale completo y creo que no se pierde nada de interés, porque las ovejas son todas casi iguales, jajaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es una de ésas imágenes que impactan a primera vista, pero que luego nos planteamos que deberían ser más habituales. Por aquí por mi tierra se sigue viendo asiduamente estas situaciones, pero supongo que, aún estando protegidas, esa cañada ya no tenga interés para los pastores ni para los rebaños, que tienen bien poco que pastar en el centro de Madrid. De cualquier forma, no está de más recordar de vez en cuando lo natural, ya que oí hace poco que hay niños de ciertas capitales, que no han visto en su vida un pollo, una vaca, no saben de donde vienen los huevos... vamos un desastre de este mundo tan cosmopolita.

    ResponderEliminar
  3. Me lo perdí, estaba tan pendiente del maratón que se me fue el santo al cielo.
    La foto muy bien realizada consigues captar el mensaje que lleva.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de foto de una tradición ancestral.
    Nunca la e visto, pero me encantaria asistir al paso de estos animales por la gran ciudad.
    Tiene que ser para verlo.
    Enhorabuena por la foto, amigo.

    ResponderEliminar
  5. No te pierdes una Ripley. Bien captado el momento, como siempre, y algo curioso de ver en el centro de una gran ciudad.

    Aquí, que coincide un cruce de varias cañadas se daban en tiempos estas cosas pero desde que cerraron la vía ferrea ya nunca más se supo... Es más, en Béjar hay dos o tres calles que hacen alusión a las ovejas y a las cañadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ramón: tenía al pastor delante de las narices creo que es algo que salta a la vista quiero decir que estábamos a un metro de distancia y me era imposible sacarlo completo, aún asi la foto era mayor y he tenido que recortar algo hacia los extremos por el cielo que vete a saber por qué apareció demasiado blanco, había muchisima luz.

    Roberto: no, claro ya no se usa, pero es algo que conviene conocer y a mí me parece muy bien.

    muchas gracias a todos por la visita y los comentarios.

    ResponderEliminar
  7. Hola Ripley, hace ya unos dias que miro tu trabajo. Precioso. La que mas me gusta es Oremus, a mi me dan panico las fotos en interiores (por no decir todas :) ) esa me parece perfecta. Yo no entiendo nada de fotografia, no llego ni a la categoria de aficionada, solo disparo mi camara, pero hay fotos que me impactan y esa es una de ellas. El resto, todas me gustan mucho. Gracias por haberme visitado, te seguire de cerca yo a ti tambien, porque desde luego no se puede aprender sin maestros cerca :) Un saudiño desde Ourense.
    Merce.

    ResponderEliminar
  8. Te escribo desde Tres Trisqueles. Un lapsus de identidad :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Ripley, hay mucha verdad en tus palabras, las fiestas tradicionales de nuestras tierras son como volver a nuestras raices, mantenerlas vivas y transmitirlas a las nuevas generaciones.

    Me gusta mucho el desaturado de la imagen, gana mucho la fotografía y ella en si misma describe perfectamente tus palabras.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Hola, llegué hasta aquí por 20 minutos, la verdad quede fascinada con tus fotografías, muy buen trabajo, y no puedo creer que lo hagas como decis, sin saber nada de luces, sombras y efectos, están buenísimas.
    Y sobre esta fotografía en especial me interesó por el hecho de como la sociedad comienza a re-valorizar las tradiciones, es algo que nunca se debe perder, porque en el pasado esta la clave para comprender el presente y futuro, el pasado no debe ser utilizado como materia prima, sino para dar a conocer lo que en un momento se vivió y para aprender de nuestros antepasados.
    Un saludo y te estaré siguiendo desde la tierra de las Cataratas, Argentina!!!

    ResponderEliminar
  11. Reconozco que les tengo una manía visceral a los desfiles. Pero este es un desfile simpático. A las ovejas se les ve muy naturales, nada engreidas, como si todo fuera algo natural. A lo mejor lo es.
    Habría que ponerlas a circular por Madrid también los lunes por la mañana, y no solo los domingos.
    Una foto interesante sería la del aspecto del asfalto después del paso del animado grupo y la legión de la limpieza que imagino como un segundo desfile.

    ResponderEliminar
  12. !Que cosas pasan en Madrid¡, teneis de todo, y los que visitamos tu blog tnemos la suerte de que lo ves casi todo.
    Supongo que la hora no era la mas adecuada para hacer fotos, pero te ha quedado excelente, principalmente me gusta el color que le has dado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Wow, excelentes fotografias. A mi también me gusta la fotografia y bueno también le meto un poquito y al igual que tu mi tripode es mi pulso. Me encantó este blog, lo visitare más a menudo.

    Te invito a que te pases por mi show http://theandrewshow.blogspot.com/
    que compite en la categoría de mejor blog personal del premio 20 minutos. Si te gusta apóyalo y si no, no lo apoyes jejejeje.

    Un saludo desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  14. Hola, caro Ripley.

    Pues, tienes aqui una foto que yo me gustaria de poder tirar. Talvez en el proximo ano. Lo hacen una vez al ano?

    La descricion esta excelente. La foto también; los animales van mui sossegaditos e ordenados ... ya conocen el camino, no?

    Saludos a todos desde Portugal e ... um optimo fim-de-semana.

    ResponderEliminar
  15. ¡que buena foto!
    Encuadre perfecto, momento justo.
    El pastor es media foto, sin el no sería la misma.

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que es un momento que no podías dejar escapar para fotografiar, no todos los días se ve en Madrid algo así. Yo, como soy de campo, ya estoy acostumbrada a ver estos "desfiles", como dice Xuan, pero sí que tiene que resultar curioso verlos pasar por la capi, y además, con esos pastores tan bien makeados. Todo un espectáculo para los más pequeños.
    En cuanto a la foto, creo que el encuadre es bueno, no me resulta molesto que al pastor no se le vean las piernas, y al cielo, como me dijiste, le vendría muy bien un ligero viñeteado para disimular las zonas quemadas. Prueba.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Hola Ripley, encantado de saludarte, hace tiempo que no me pasaba. vaya movida sería una pasada ver eso por Madrid...Saludos

    ResponderEliminar
  18. lo diferente que se ven esos animalillos en una gran ciudad, aunque a ellos eso nos les preocupa. Una foto muy buena, por su originalidad y por el encuadre, te echas un rato para verla bien y observar todo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Un desfile de lo más curioso. La fotografía interesante y chocante. Suerte que las obejas no pasan cada día por el centro de madrid.

    ResponderEliminar
  20. Un instante imposible de ignorar, aunque comentas que hace años que se repite supongo que cada vez será distinto, una curiosa tradición, buena captura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Genial cuando ves estas informaciones en la TV en los telediarios, te dan ganas de estar ahí con la cámara , tu has estado
    saludos

    ResponderEliminar
  22. Preciosa foto tanto por lo que refleja como por la calidad fotograficamente hablando.
    Enhorabuena por todo tu blog.

    ResponderEliminar
  23. Ahora ya me hago mejor la idea de lo que me contabas los otros días.
    Qué chulo no?

    Oye, como has hecho esa nube de tags tan chula?
    Si quieres mándamelo al email, que publicaré un artículo en Photofm por si a alguien le interesa.
    Por cierto, gracias por enlazar Photofm!

    Ya me dices de eso, vale?

    Abrazos!

    ResponderEliminar