Todo lo que ves es propiedad de su autor. Si te reconocieras en alguna foto y prefieres no salir en el blog, envía un correo a: fotosderipley@gmail.com y eliminaré dicha entrada.

miércoles, 6 de julio de 2011

Toledo, ciudad imperial



El señor Ripley es un hombre de costumbres y riesgos innecesarios. Su ex pareja además es incluso más cabezota que él mismo. Bueno tampoco es que sea un cabeza dura, es sólo que suele defender las cosas más lógicas y las mujeres en general, son cualquier cosa menos lógicas, ó usan la suya en particular y analizan todo de un modo que a nosotros se nos escapa, ellas son mas pasionales y mi tranquilidad y tendencia a ver siempre la parte buena de las cosas, a mi ex le saca de quicio. Me dice que vivo en el país del principito. Puede ser. "Míralo por el lado bueno le digo" y eso es como si se levantara un tsunami en su cerebro. Somos todo lo diferentes que se puede ser, no tenemos nada en común salvo la miopía, ahí y en la tensión ocular lo hemos clavado. Igualicos los dos, oye. Como es evidente y ya sabemos lo que piensa el uno del otro se nos escapó una sonrisa mientras el oftalmólogo de las gafas progresivas que estaba a lo suyo, se distrajo un minuto y pude coger a toda velocidad dos caramelos de una cestita que tenía en la mesa.

¿Dónde ha hecho más calor estos dias en toda España? Pues resulta que ha sido en Toledo y naturalmente, allí que nos fuimos, circunstancia pintiparada para hacer unas fotos diferentes a las acostumbradas de la ciudad.

De regreso nos metimos en un pinar con mesas para comer y a los doscientos metros de campo nuestro fondo físico estaba en la reserva. Llevábamos unos bocatas, yogures, ciruelas y bebida en abundancia.

Resulta que aún no me he recuperado del todo de una lipotímia ó golpe de calor que me dió hace unos dias a eso de las 17:00 que me dejó al borde del colapso.
Es que a mi padre que acaba de cumplir 83 años, le sobra vitalidad y había tenido la ocurrente ocurrencia de quedar con los amigos y con su hijo a la misma hora en dos sitios diferentes, ¡a las cinco la tarde! ¡oiga! No sé cómo puede andar en la calle a esas horas. En eso, como en todo lo demás no nos parecemos en nada. Claro que yo soy el primogénito e igual mis padres más que un hijo hicieron una prueba a ver que tal les salía aquello.

12 comentarios:

  1. Amigo Ripley, como me gusta leer todo lo que escribes en tus entradas, tiene un arte especial para contarnos las cosas, tienes que coger la vitalidad y energía de tu padre y tirar para adelante con fuerza, la fotografía la has realizado con u magnifico encuadre dando una buena profundidad a la toma, me gusta. Recibe u fuerte abrazo amigo Ripley

    ResponderEliminar
  2. Es que Toledo es muuuuuy caluroso, y mejor no visitarlo por fechas de estío. Claro que si no queda otro remedio, pues eso, mucha hidratación.
    La toma te ha quedado diferente y bien compuesta, además de dibujar con luz, los meses de calor en esta ciudad,
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. una estampa robada al tiempo
    enhorabuena
    un abrazo y fantástico portafolio

    ResponderEliminar
  4. Ripley, a estas alturas me pareces tan buen narrador de historias como fotógrafo. Saltando de una cosa a otra en un pim, pam, pum de lo más interesante y con el tono jocoso y optimista que te caracteriza. Te imagino de igual modo buscando el lugar apropiado para la foto perfecta, saltando de risco en risco o de acera en acera.

    Sigue así, pero no tontees con el sol, que es muy jodío a veces :)

    ResponderEliminar
  5. Qué buen narrador eres, yo me voy metiendo en la historia a medida que leo y cuando llego al final tengo la sensación de haber estado ahí con vosotros. Eso no lo consigue cualquiera :-)

    Preciosa foto, una vista de Toledo que se sale de lo habitual. Me gusta!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Aaahhh!!! no me hables de calorrrr grrrrrrrrrr, aunque parezca mentira Ourense es una de las ciudades mas calurosas de España. A veces en verano pisar el asfalto se convierte en una masa blandonga debajo de las sandalias uuuuffff y eso que estos dias se esta de vicio, pero cuando aprieta, aprieta!!!

    A mi tambien me gusta mucho la foto (y tambien me gustaria conocer Toledo!)

    Mais bicos fiera :)

    ResponderEliminar
  7. Buena foto y buen tratamiento. Y el texto, bueno... historias vitales muy bien contadas.

    Sobre calores y casi lipotimias... yo te invitaba a cierta "pecera" entre las 13.00 y las 16.30... y con aire acondicionado... ¿qué es la pecera? Jejejeje...

    ResponderEliminar
  8. Muy bonito ele encuadre y las tonalidades, también me encantaria pasear por esa increible ciudad!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ripley, pues la prueba tus padres no se como le salió, jejejeje, pero a ti la foto te ha quedado niquelada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. He estado en Toledo hace poco...es una ciudad que me encanta. Por cierto, Ripley, Ávila también me gustó mucho y sus yemas son deliciosas...las que están bien hechas, claro. No me gustan ésas en las que notas los granos de azúcar, sino las cremosas...

    Creo que voy a coger una de la nevera ahora mismo...
    :)

    Por cierto, me ha encantado cómo has descrito lo que has descrito y esa fotografía.

    ResponderEliminar
  11. Una muy buena fotografía y encima bien "relatada" je je!!
    Me siento identificado con los problemas del calor, no lo soporto, y siempre tengo la idea de que en ésta época tomaré buenas fotos, pero invariablemente cada año termino escondiendome en busca del aire acondicionado, y la cámara se llena de telarañas!! vergonzoso!! (pero inevitable no "funciono" por encima de los 30ºC.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar