Todo lo que ves es propiedad de su autor. Si te reconocieras en alguna foto y prefieres no salir en el blog, envía un correo a: fotosderipley@gmail.com y eliminaré dicha entrada.

viernes, 27 de agosto de 2010

El potrillo


MODUS OPERANDI
Equipo básico: Como siempre mi Pentax Optio 50L de cada dia.
Trípode: A pulso como un campeón.
Descripción detallada del proceso: Ésta foto ya tuvo una breve incursión en el blog y la recupero ahora del fondo de armario que no tengo material nuevo que subir. Está hecha en nuestro trocito de sierra -aquel al que vamos siempre- y tuvimos suerte porque los caballos estaban sueltos. Había un montón por todas partes pendientes de las chuches del viajero, pero yo fuí más allá. Mi objetivo era el potrillo que véis y cuya señora madre me lo ponía cada vez mas dificil adentrandose en el bosque. Debió darse cuenta de mis dificultades con las sandalias y oye! que se metía por lo más dificil. además tampoco sé yo hasta que punto una madre yegua puede cabrearse con un tipo en sandalias que no hacia otra cosa que pisar hojas secas y robarles el espacio y seguir al potrillo esperando que éste me mirara con la cabeza alta, cuando medio conseguí ambas cosas la yegua me ofrecía un nada fotogénico y muy generoso trasero pero con todo y con eso es la mejor fotos que pude sacarles. Fué una foto emocionante de hacer.

18 comentarios:

  1. Una estampa preciosa, este potrilo es ua joya en mdio de esta naturaleza que has captado a la perfección, un fuerte abrazo amigo Ripley

    ResponderEliminar
  2. Como siempre... una obra de arte, captado toda la magia del bosque....y el potrillo es encantador.

    Saludos,

    Luis.

    ResponderEliminar
  3. Me da a mí que no te has dado cuenta aún de que has sacado dos buenas fotos en una.
    Será por la VollDamm que acabo de apurar, pero la foto del potro es genial si haces desaparecer mentalmente a la madre...ese cuerpo tan armonioso y tan desgarbado a la vez, del que casi podemos tocar el suave pelaje.
    Y si vuelves a hacer lo mismo con el hijo que lo que hemos hecho con la madre...queda una estampa boscosa donde se coloca perfectamente el perfil trasero de la yegua, con la crin de la cola, con ese color que parece desparramarse allá en las zarzas. Y no le vemos la cara...eso hace que recorramos el resto de la foto intentando intuir aquello a lo que presta atención, que no es el tipo de las chanclas.

    ResponderEliminar
  4. Ya decía yo que me sonaba esto de los caballos sueltos... Tierna foto entre tanto verde, pena de la madre que no quiso prestarse al retrato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ahi lo tienes... más chulo que un ocho...

    ResponderEliminar
  6. Pues yo....pasaba por aquí, por la casa de un amigo y me encontré con estos animalitos que me encantan, y que tú los has sacado preciosos....
    ¡¡animalitos!!....yo quisiera acariciarle.
    Preciosa....entrañable.
    Te dejo un abrazote recién llegada de mis vacaciones.
    Muacksssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Que preciosidad de protrillo...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Qué majete el potro, aunque la mamá yegua un poco irrespetuosa ¿no?

    Una buena foto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Espero que no llevaras calcetines con las sandalias!!! jajajajaja... en serio, la foto preciosa, el potrillo todo guapo y la mamá-yegua dándole todo el protagonismo a su retoño, pero ¿cómo se te ocurre decirle a una dama eso de "generoso trasero"? jajajaja. Besos generosos ;-).

    ResponderEliminar
  10. Una excelente imagen verde, verde de verdad, Me ha gustado mucho.Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  11. Yo diría que se hizo el remolon pero que al final queria salir... la madre lo tenía claro.

    UN abrazo Ripley

    ResponderEliminar
  12. Las mejores fotos son las mas emocionantes :) aquellas que para conseguirlas nos suponen un esfuerzo, un reto.

    Y, digo yo, ¿que hacías en sandalias por la sierra? jajaja, las sandalias son para la playa, la ciudad, la piscina :) mira que si te resbalas...

    Bicos.

    P.D. Confieso que yo tambien voy en sandalias a los lugares menos apropiados, o lo que es peor, en ¡chanclas! jejejeje

    ResponderEliminar
  13. Ya me imagino la desconfianza de mamá-yegua viéndote llegar -"este tío con chanclas por el monte a saber que quiere". Pero el que la sigue, la consigue (aunque sea en chanclas).

    Saludos,

    ResponderEliminar
  14. Los caballos tienen esa mirada mágica, me pasaría horas observándolos... sin molestar.
    Un bebé precioso!

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Como bien dice, nuestra pequeña Sierra es un lugar de escape, para mi "El Lugar", además cuenta con cumbres muy montañeras y disfruto de las caminatas y ascensiones todo el año, y ¡cuidado que las hemos subido veces!!!, pero siempre sorprenden.
    La captura es buena, todo no siempre es favorable amigo Ripley, y con pillar al potrillo en esa pose mitad altiva, mitad curiosa yo ya me doy por satisfecho.
    Un placer volver a visitar tu blog tras las vacaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola!! Ya sabrás que sigo tu blog y seguramente el mio te interese. Disfruto y aprendo mucho con tu ingenio, tu manera de ver la vida, de vivirla, tu arte ... y de lo que nos transmites. Yo humildemente intento aportar lo que pueda, te regalo mis flores, te dejo paraguas, comparto contigo mi gente (compañeros de trabajo, familia,mis mascotas, mis vecinos, también mis vecinas!) y quizas estes esperando a que publique más fotos. En esto último mi cabeza divaga, duda y parece que nunca me voy a decidir... Y tú esperando ...

    ResponderEliminar